Decisiones difíciles

Mujer de 38 años, soltera y sin pareja, con alteraciones de la menstruación (mucha cantidad) que llega al consultorio para tratamiento.

Tras la historia clínica y exploración física determinamos que probablemente se trate de una miomatosis uterina, diagnóstico de confirmamos tras un ultrasonido. Se trata de un cuadro de miomatosis uterina de pequeños elementos (pero muy sintomática).

Durante la consulta, le pregunto que si tiene intenciones de ser madre, a lo que me responde que si, pero que está un poco contra el tiempo, no tiene pareja y lo ve un poco complicado por el momento.

Le comento que la miomatosis uterina tiene varias opciones terapéuticas, entre las que se encuentran el manejo hormonal, la cirugía conservadora (quitar sólo los miomas -miomectomia-) y la cirugía radical (quitar toda la matriz o útero -histerectomía-).

No queremos ser tan radicales, el útero no es tan grande, los sangrados son abundantes pero no causan anemia, y quiere ganar tiempo para ver si decide un embarazo a corto plazo.

2 meses después vuelve con un síndrome anémico que ameritó hemotransfusión y no quiere esperar mas, solicita histerectomía con la pérdida de la posibilidad de fertilidad que conlleva.

La cirugía sin complicaciones, a pesar de la dificultad técnica que conlleva operar a una paciente con obesidad. Recuperación total.

Esta historia me trae a pensar ¿cuánto tiempo podemos postergar la decisión de tener hijos las mujeres de hoy? Antes, en la época de mi mamá, era lo natural, casarse a los 20´s y en esa misma década empezar con la procreación. Hoy en día, lo normal es que a los 20´s estudies una carrera universitaria (claro, las que tenemos la fortuna de contar con los recursos mínimos para hacerlo) y a los 30´s apenas empieces a despuntar en tu trabajo.

No sólo es “desear” tener un hijo, sino que la naturaleza femenina nos pone no sólo un tome etario con respecto a la reserva ovárica, sino también el útero avisa que o te apuras o pierdes tu oportunidad.

Este tema sé que es un eterno debate. Pero ayer me sentí triste por “quitarle” la posibilidad de ser madre a una mujer por el riesgo que conllevaba seguir con tratamientos “conservadores” que podría poner en peligro su vida.

Imagen

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Maru Reyes
    Sep 09, 2013 @ 01:25:34

    Es una decisión difícil, pero primero esta la vida la salud. Efectivamente nosotras las mujeres queremos desarrollarnos profesionalmente y obtener logros. Afortunadamente para mi; logre embarazarme a los 35 y tengo una hija maravillosa. Gracias Dios por permitirme ser madre.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: